ANDREA BABSIA: “LA FOTOGRAFÍA APASIONA POR SU INFINITUD”

 

“Responsabilidad, respeto, estudio y dedicación, la fotografía no es sólo talento”, destacó la Directora de Arte en Foco.


¿Qué te llevó a estudiar fotografía y más tarde Directora de Arte en Foco?

Siempre me gustó el arte como forma de expresión y encontré en la fotografía ese canal, poder liberar a través de una imagen lo que tu cabeza necesita decir es fascinante y una profunda certeza de que ese era el camino, mi forma para ser feliz. 

Soy una convencida de que cuando uno sabe lo que quiere tiene el 50 por ciento del camino allanado.

¿Qué te apasiona de la fotografía, cuál es tu motivación diaria y en dónde encontrás esa inspiración?

Me apasiona de la fotografía su infinitud, su falta de límites expresivos, podés inventar todos los mundos que quieras.  Eso es una motivación para seguir amándola. Me inspira entender cómo la fotografía influye en las personas y cómo la personas influyen en la fotografía, cómo se retroalimentan casi peligrosamente, siento que algunas imágenes son tan influyentes que penetran la sociedad y hasta podrían desestabilizar, mucho más que la palabra, allí su poder.

¿Qué les dirías a los jóvenes que quieren comenzar a estudiar fotografía?

Que no tengan miedo, el miedo paraliza y limita la expresión y la fotografía es justamente todo lo contrario, es un medio de liberación.

A su vez, que nada se logra sin responsabilidad, pasión, respeto, estudio y dedicación, no basta sólo con el talento, hoy ser diferente y avanzar requiere de todo esto, la suerte en nuestra vida no es la responsable de nuestros logros.

En primer lugar hay que formarse, practicar, conocer las opciones que se tienen, ser constantes, es poco frecuente en la fotografía que uno se transforme en profesional de un día para el otro, lleva su tiempo de maduración.

¿Cómo es el encuentro con las nuevas tecnologías, con las nuevas aplicaciones y que todo esté al alcance?

Esto sí que es una carrera: las nuevas tecnologías son amigas y enemigas a la vez, te generan herramientas increíbles pero a la vez te llenan de ansiedad, esa sensación de nunca llegar, a veces agotadora, otras, motivadora.

Pero e insisto en este punto, pasa en casi todas la profesiones, es el mundo de hoy, tremendo, extenuante, excitante, arrollador, fascinante y motivador a la vez. 

Tener todo al alcance de tu mano no deja de ser un desafío, hay que animarse y avanzar, aquél que se cree que ya lo sabe todo evidentemente no entendió. Los obstáculos en la vida deben tomarse como desafío, esa es la actitud que te lleva a ser feliz.  Estamos aprendiendo permanentemente, de todo, entre todos.

Comentarios